Boda Azucena Aláez Cortés y Rómulo Angulo Castaño 02/04/22

Buenas! Mi nombre es Azucena. Nos casamos el pasado 2 de abril en la finca el Pendolero. 

Cuando empezamos a ver fincas donde celebrar nuestra boda, buscábamos algún sitio con algo especial, y sin duda lo encontramos cuando fuimos al Pendolero. Cuando la vimos, sabíamos que era el lugar donde queríamos celebrarlo. Cumplía nuestros requisitos, sobre todo al ser una fecha arriesgada con el tiempo, tenia diferentes zonas para hacer la celebración, tanto en exterior como en interior. Pero también aportaba un toque especial que sin duda son las vistas. 

Tras decidir nuestro lugar, Estuvimos gestionando la celebración con Marián. Con ella hemos estado hablando durante los meses previos a la boda, poco a poco nos fue orientando de las posibles opciones que teníamos en todos los ámbitos, poco a poco, organizado y sin agobios. 

Una de las cosas importantes en la boda es el catering, para ellos estuvimos hablando con Cari, encargada del Catering El Laurel. Sin duda, otro punto fuerte de la finca, a destacar la atención de todos los camareros con nuestros invitados, el toque de la comida fuera de lo convencional pero adaptada a todos los gustos, sin duda un acierto. 

Por otro lado, la finca te ofrece todo tipo de extras que puedes contratar para adaptar la boda a tu gusto. En nuestro caso, cogimos decoración extra para el comedor, con lámparas de ratan y vegetación, quedando precioso con las hermosas vistas del comedor.

Si tuviéramos que repetir el día, sin duda volveríamos a elegir este lugar. Fue un día perfecto para nosotros gracias a todos los que participaron para hacerlo posible. 

Boda Cristina García Hernández y Carlos Benedito Ramos 11/06/22

Nuestra boda se celebró el pasado 11 de junio, una fecha que jamás olvidaremos gracias al equipo encabezado por Marian, a quien tuvimos el placer de conocer en agosto de 2021.

Me remonto a agosto del año pasado porque fue cuando le pedí matrimonio a mi mujer, Cristina, en un enclave maravilloso como es Lanzarote.

Nos fue muy fácil la elección de El Pendolero porque Cristina había visto la finca en redes sociales, en mi caso la conocía por familiares y amigos.

Cristina contactó con El Pendolero a primeros de mes de agosto, para conocerla y saber disponibilidad y cual fue nuestra sorpresa que Marian nos contestó a los pocos días de enviarle el email.

Nos vimos el 28 de agosto, Marian nos recibió en el jardín de la finca y la verdad que el trato fue muy cercano. Habíamos leídos unos días antes opiniones de novios que se habían casado en El Pendolero y que resaltaban entre otras cosas el trato con Marian. Podemos decir que estamos totalmente de acuerdo porque con nosotros fue así. 

Nos enseñó la finca, un espacio de ensueño con unas vistas impresionantes al monte del Pardo y a la capital desde su terraza, un espacio rústico y campestre con un estilo vintage poco visto hoy en día y eso era lo que Cristina y yo buscábamos.

Desde el primer momento supimos que era allí donde queríamos celebrar el día más importante de nuestras vidas. Fue la primera y única finca que visitamos.

Marian desde el primer momento supo tratarnos y escucharnos, sobre todo con algunas peticiones que le hicimos y también destacar que nos ayudó en todo momento, desde ponernos en contacto con proveedores, hasta el día de la boda. Todo fueron facilidades y comodidades. 

Todas las dudas que nos iban surgiendo se las comentaba a Marian y siempre fue muy resolutiva con todo y sobre todo muy paciente con nosotros.

Menciono a los proveedores porque El Pendolero no trabaja con cualquier empresa y eso se nota, el catering estuvo a cargo de El Laurel, para nosotros lo mejor de lo mejor. Profesionales, atentos y cariñosos, tuvimos la suerte de conocer a Cari y la verdad que la experiencia con ella increíble. Todos nuestros invitados nos felicitaron por el buen servicio que tuvieron. La cena fue espectacular y los camareros muy atentos.

El día de la boda no hubo ningún fallo, estuvo Nacho como responsable de que todo saliera bien y así fue. Queremos destacar la figura de Nacho que lo hizo todo muy fácil, un auténtico profesional.

Las luces y sonido estuvieron a cargo de Luces de Cuento, otra empresa que trabaja con el Pendolero y que nos trató de maravilla.

Luis fue con la persona que hablamos durante todo el transcurso de la preparación de la boda y con él fue todo muy fácil. Tanto el diseño de la cabina como el rincón que nos hizo personalizado para fotografías, como las luces del salón comedor y jardín fueron de cuento.

Por todo ello, quiero agradecer a Luces de Cuento, El Laurel y El Pendolero por el trato y la profesionalidad que demostraron durante todo el proceso de la boda, desde el primer día hasta el último. Por su cariño y compromiso con nosotros.

Por último, quiero dar las gracias a la familia Maura por su amabilidad y trato ya que el día de la boda bajaron al Hall de la finca una becada naturalizada por mi abuelo.

Carlos Benedito Ramos

Boda Elena López Gómez y Jorge López Moreno 02/07/2022

Sin duda alguna volveríamos a elegir El Pendolero como finca para nuestra boda. Para nosotros fue tremendamente especial ya que fue el sitio en el que también hicimos la ceremonia, y no pudo ser más bonito. Gracias al cariño, buen gusto y dedicación de Marian todo salió perfecto y precioso. Las vistas de la finca son las mejores de Madrid, tanto para el lugar de la ceremonia como para el cocktail y la cena. Todos los invitados, españoles y extranjeros estaban alucinados con el sitio, el terreno, los caballos, las vistas y por supuesto la casa.

Por otro lado, nuestros invitados también nos felicitaron muchísimo por la calidad de la comida con frases como: “es la boda en la que mejor hemos comido nunca”, “estaba todo riquísimo”, “había muchísima variedad de comida”. Por lo que también estamos tremendamente agradecidos al Catering El Laurel por darnos de cenar tan bien. Definitivamente es una finca que recomendamos para celebrar una boda en Madrid.

Un abrazo fuerte!

Jorge y Elena

¿Os casáis? ¡Ante todo, organización!

Todo comienza con un “cásate conmigo” o “casémonos”. Dejando aparte la carga romántica que esta propuesta conlleva, digamos que, a partir de aquí, empieza la locura. ¿Por dónde comenzamos?

Antes que nada, debéis tener claro como queréis que sea la celebración. ¿Qué tipo de boda os gustaría? Por todo lo alto o solo con los más allegados, informal, sofisticada, sencilla, temática… Esta tradición se reinventa continuamente y existe todo un abanico de posibilidades que, unidas a la creatividad de los novios, pueden conseguir que el día de vuestra boda sea mágico e inolvidable, tanto para vosotros como para vuestros invitados.

Lo recomendable es empezar por los detalles más básicos, como el presupuesto, la fecha, el número máximo de invitados al evento o el punto geográfico elegido para celebrarlo. Todos estos conceptos son fundamentales y podrían cambiar a lo largo del proceso; a partir de definir estos puntos, será más sencillo cerrar otros aspectos y avanzar en otros detalles más complejos del día de vuestra boda, como los trajes o el destino de vuestro viaje de luna de miel.

El presupuesto

Este es, casi siempre, el punto más importante en la organización de una boda. Además, si no priorizáis correctamente, se os puede disparar con facilidad.

Importante:

  • Establecer el presupuesto destinado a cada elemento como pueden ser: banquete, trajes, pruebas de maquillaje o peluquería, fotos, invitaciones, detalles para los invitados, viaje de novios, etc.
  • Es fundamental establecer un calendario de pagos para saber qué dinero vais a necesitar en cada momento. No tengáis en cuenta el regalo económico que, en muchos casos, recibiréis de los invitados, ya que este suele entregarse el mismo día de la boda, aunque también es cierto que, cada vez más, los novios indican una cuenta bancaria en la que “invitan” a hacer una contribución. Otra solución es solicitar un préstamo bancario. La mayoría de las entidades ofrecen préstamos para organizar tu boda.

Intentad ser realistas y sensatos a la hora de destinar el presupuesto a cada partida. Si decidís aumentar el presupuesto para algo que consideréis muy importante como, por ejemplo, el viaje de luna de miel, compensadlo reduciendo otro que no lo sea tanto.

La fecha

Aunque no marquéis una fecha exacta, sí podéis, por ejemplo, decidir la franja horaria o la época del año en que os gustaría celebrar vuestra boda. También podéis determinar si el banquete será comida, recomendable si asisten niños, o mejor cena o, incluso si daréis un coctel con degustaciones, por ejemplo, de productos y vinos de la zona.

Aseguraos de que no va a coincidir o aproximarse a la boda o algún otro evento importante de algún familiar o allegado. Intentad, en la medida de lo posible, que cuadre bien con otros proyectos personales o épocas en las que vuestro trabajo requiera de más dedicación, ya que significaría estrés añadido y no os permitiría disfrutar de los preparativos de vuestra boda.

Tened en cuenta que la temporada alta de bodas en Madrid va de junio a septiembre, sobre todo los sábados.

El lugar de la celebración

Lo razonable es celebrar vuestra boda en la provincia en la que residan la mayoría de vuestros invitados, sobre todo los más allegados, para facilitar su desplazamiento y asistencia.

Celebrar vuestra boda en un lugar lejano a la residencia de la mayoría de vuestros invitados, aunque sea muy especial para vosotros, supone que muchos no podrán asistir.

El número de invitados

Este punto es clave para tener una estimación de los gastos que supondrá vuestra boda, así como para decidir el lugar donde la celebraréis. Es un dato importante para calcular el presupuesto y para escoger el lugar de celebración. Procurad que la lista de invitados sea uno de los puntos prioritarios y tened en cuenta que, normalmente, suele fallar de un 10% a un 12%.

Sea cómo, dónde y con quién fuere, intentad disfrutar de los preparativos de vuestra boda tanto como lo haréis el mismo día de la celebración.

Elegir al fotógrafo de mi boda

Las decisiones que tomas a la hora de escoger cada detalle para el día de tu boda son sumamente importantes, pero ¿te has planteado que el trabajo del fotógrafo es el que dejará constancia de cada una de ellas? Una vez finalizado ese día tan especial, las fotos serán la forma de recordar cada uno de esos momentos irrepetibles para siempre.

La oferta es muy amplia. No resulta difícil, en principio, contratar los servicios de un fotógrafo especialista en bodas. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas claves para elegir un buen fotógrafo de bodas. Ten en cuenta que ese día es único e irrepetible y la forma en que quede reflejado en tus fotos es fundamental.

Hoy, desde Finca El Pendolero te vamos a resumir en un pequeño artículo que claves te ayudarán a acertar a la hora de elegir a tu fotógrafo de boda. Esperamos que puedan servirte de ayuda.  

1. Define el estilo de tus fotos

Ten en cuenta que el estilo de las fotos, al igual que ocurre con la ropa o la estética, atraviesa por modas que cambian continuamente. Decide que estilo de fotografía te gustaría: clásico, informal, natural…  Es importante que no te dejes llevar por tendencias demasiado punteras para que te sigan gustando con el paso del tiempo.

2. Busca la experiencia

Es aconsejable elegir un fotógrafo especializado en bodas que ya tiene experiencia en este tipo de eventos. Un fotógrafo especializado conoce como fluyen estas celebraciones, así como la forma de colocar a los novios e invitados para que se encuentren cómodos y fotografiar así su versión más espontánea y natural.

3. Opiniones, reseñas y recomendaciones

Actualmente cualquier profesional cuenta con una página web, más aún los fotógrafos, ya que desempeñan un trabajo visual del que pueden dejar constancia en su web como la mejor de las referencias. Si tienen experiencia, contarán además con muchos testimonios y reseñas, tanto en su página como en sus redes sociales donde, además, se suele etiquetar a los novios para los que han trabajado y esto facilita que puedas pedirles su opinión directamente.

4. Reportaje a entregar

Aunque esto se suele acordar previamente con los novios según el precio que se vaya a pagar por los servicios del fotógrafo, es aconsejable que cierres un presupuesto con antelación. Lo normal es que se contrate un número determinado de fotografías y un vídeo. Si quieres que te entreguen todas las fotos realizadas, esto no es lo habitual, ya que normalmente editan las fotografías que se han contratado antes de entregarlas y las no editadas no se entregan. 

5. Soporte

Como en el caso de cualquier trabajador, pueden surgir eventualidades como una baja por enfermedad o una pérdida o deterioro del equipo, que impidan al fotógrafo desempeñar su trabajo con normalidad en el día de tu boda. Es importante asegurarse de que cuenta con un respaldo si surgiese alguno de estos imprevistos. Intenta dejar claro este punto, ya que cualquier contratiempo podría arruinar la celebración de tu boda si no existe un “plan B”. 

6. Confianza

Es tan importante el buen hacer del fotógrafo como la personalidad que imprima a su trabajo. Tu fotógrafo tiene que aportar ideas, tener su propia identidad. Es fundamental que os genere confianza, que empatice con vosotros y os transmita la sensación de que entiende perfectamente lo que queréis y esperáis ver reflejado en las fotos de vuestra boda. Cuanto más conecte con vosotros, mejor sabrá plasmar en su trabajo vuestro perfil más natural y relajado.

u00a9Proudly powered by WordPress.

Abrir chat