CASARSE DE “LOW COST”, LA TENDENCIA TRAS LA PANDEMIA

Aunque la pandemia trajo consigo un catastrófico parón para muchas industrias, entre ellas las celebraciones de numerosos eventos como las bodas, la aparición de la vacuna y la relajación de las medidas han facilitado que el sector, poco a poco, pueda volver a la normalidad. En los últimos meses hemos visto como se producía una explosión de enlaces y como cambiaba radicalmente el estilismo de los novios.

Es indudable que el sector nupcial es uno de los que más se ha tenido que adaptar a los cambios de los últimos tiempos. Ahora las bodas se celebran de forma más íntima y se caracterizan por una mayor naturalidad, por lo que los novios tienden, cada vez más, a lucir diseños sencillos y económicos para dar el “sí, quiero”.

Firmas de moda al alcance de todos los bolsillos, han lanzado colecciones con vestidos de novia inspirados en esta nueva tendencia “low cost” que están teniendo gran aceptación. Dos de los modelos de uno de los principales grupos de moda españoles tienen precios tan razonables como129,95 y 79,95 euros.

Además de buscar la sencillez en sus vestidos y trajes, los novios actualmente también quieren que estén listos en el menor tiempo posible. Lejos quedan ya esos modelos nupciales que exigían una prueba cada 15 días durante un año. No obstante, sigue habiendo novias y novios que aún se decantan por los diseños clásicos y algo más elaborados que les hagan sentirse los auténticos protagonistas del día de su boda.

Los vestidos alquilados o de segunda mano también son una tendencia en alza

Si hace pocos años, por tradición y por ser un día tan especial, las novias o novios gastaban una media de 3.000 euros en el traje de sus sueños, en las bodas celebradas tras la era COVID, muchos apuestan por una opción más económica y práctica, ya que, al fin y al cabo, se trata de un traje que se lucirá una sola vez en la vida. La tendencia a alquilar o utilizar diseños de segunda mano para un día tan señalado, sigue cobrando popularidad. Además, la nueva generación apuesta por diseños sostenibles, naturales, de corte sencillo y, muchas más veces de las que creemos, rescatados del armario de alguna amiga, amigo o familiar y personalizados al gusto. Ya lo ves; la pandemia ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida, incluida la forma en la que queremos casarnos. No obstante, compartir la celebración de nuestra boda con la gente que queremos y hacer de este día algo para recordar toda la vida, sigue siendo la máxima para cualquier novia o novio que esté a punto de casarse.

Boda de María Moreno y Ricardo Mariscal 11/09/2021

Nuestro flechazo con El Pendolero fue casi instantáneo. No vimos muchas más fincas, enseguida supimos que allí podríamos hacer la boda que siempre habíamos deseado.

El Pendolero está situado en un enclave muy especial, en medio del monte, con extensas vistas a la naturaleza que rodea la finca y, también, con unas vistas panorámicas únicas a la ciudad de Madrid.

Sin duda, es una finca que aúna historia, naturaleza, clasicismo y modernidad a partes iguales, y está dotada de un aire vintage y relajado, tanto por dentro como por fuera, que la hace única.

Nos casamos el pasado 11 de septiembre y solo tenemos buenas palabras para la finca y para Marian, responsable de eventos del lugar. Desde el primer momento se mostró proactiva a todo tipo de cuestiones y solicitudes. Sin duda, nos ayudó muchísimo y nos orientó para conseguir la boda que nosotros deseábamos.

Su predisposición ha sido total para trabajar con proveedores de toda índole. Sin ser una boda diferente, había pequeños detalles que obligaban a tener una coordinación total entre ellos y la finca. ¡Y todo salió estupendo!

La gente quedó maravillada con el lugar y sus vistas. Gracias a su amplitud, los invitados se sintieron muy a gusto y seguros, y en todo momento pudieron elegir si querían estar al aire libre o en sus salones cubiertos.

Además, teniendo en cuenta la situación sanitaria actual y una normativa cambiante, la finca dio lo mejor de sí misma para adaptarse a estas nuevas circunstancias.

Nosotros, como novios, tenemos el mejor de los recuerdos de ese día. En definitiva, ¡nos casaríamos allí cada fin de semana!

Un beso muy fuerte.
María

u00a9Proudly powered by WordPress.

Abrir chat